CD – Apostoles – Miguel Cantilo y Jorge Durietz..y otros

R$ 86,00

  • Ano: 1975
  • Formato: CD Caixinha de Cristal
  • Quantidade de Músicas: 8
  • Gênero: Progressivo Argentino
  • Gravadora: Fonocal – 2719
  • Origem: Argentina

Titulado “Miguel Cantilo – Jorge Durietz … y otros – Apostoles” para evitar problemas con la censura, este trabajo fue grabado en el año 1975, pero recien editado formalmente en 1981 (con la rapida inclusion de “Que sea el sol”). El album fue una colaboracion entre el duo y La Cofradia de La Flor Solar, que tendria su continuidad en el disco “Miguel Cantilo y el Grupo Sur”.
Al no tener productor, Piero se ofrece a producirlo y bancarlo. Por su intermedio el disco se edita por Tonodisc (sello español con una sucursal en Argentina, que editaba a Piero y a otros artistas como Riff) en 1981, con escasa repercusion, a pesar de tratarse de un album excelente.

“La historia se este album es muy ilustrativa de los años 70. Fue grabado en 1975 pero recien publicado en 1981.
Durante la grabacion, producida por Piero, hubo inconvenientes por el accionar policial, que acosaban a los musicos al punto de entrar en mitad de las sesiones a presenciar tomas vocales. Finalmente algunos de los musicos fueron detenidos y el disco, aunque terminado, no pudo salir a la venta. La letras siguen reflejando, como en el disco anterior, experiencias de la vida comunitaria en diferentes latitudes.
Bahia (Brasil), Unquillo (Cordoba), El Bolson (con “Fuego, aire, agua y tierra”), La Calera, Bogota (con “Que sea el sol”), son algunos de los parajes inspiradores. Este ultimo tema fue anexado al material en la mezcla final, hecha en 1980 por Litto Vitale, en su estudio de Villa Adelina, en reemplazo de uno de los temas originales (“A cierta altura”) cuya cinta se extravio en los archivos de RCA.
Solo un artista-productor como Piero podia confiar en esos tiempos en un grupo de perfil exotico y experimental cuyo impacto comercial era dudoso. La apuesta era a una especie de fusion de La Cofradia de la Flor Solar con Pedro y Pablo, con la cual habiamos realizado una gira por capitales de provincia, luego de la cual entramos al estudio. Poco despues de la grabacion comenzo la mudanza de la mayoria de los “apostoles” al exterior del pais.
El album, en su nueva edicion, esta dedicado a la memoria del increible Jorge Pinchevsky quien toca en tres de los temas.”